La riqueza que entristece.

Un día le preguntaron a un hombre que se suponía era el más rico del mundo.

" cuanto se necesita para estar completamente satisfecho y no desear nada mas?

Y el respondió: " solo un poco más”

 

 Algunos son tan pobres que solo dinero tienen y el éxito mal manejado que deja solas  a las persona.

La sanguijuela tiene dos hijas, que dicen: ¡dame, dame ¡prov.30:15 por otro lado existen otros que dirán: -mas bienaventurado es dar que recibir; pero en su corazón todo el tiempo están pidiendo. Entre otras frases que comúnmente solemos escuchar:

 

“en esta iglesia no hay amor "

“se dicen cristianos y no ayudan "

“el diezmo y la ofrenda eran en tiempo de la ley, no para hoy "

“estos pastores viven como reyes con el dinero de los pobres "

Expresiones que denotan  que en la intención del corazón y  su mente no asocian el dar por que siempre están pidiendo para ellos  y no solo dinero sino  atención, elogios, lisonjas, palmaditas en la espalda, reconocimientos, posiciones en la iglesia, etc.

Pedir no solo se expresa con la boca si no también con la actitud, un rostro triste o enojado, pide comprensión, atención, consuelo humano o complicidad y se consume la energía emotiva de los demás por que con su rostro y actitud la pide.

La codicia o avaricia llega a extremos tales que la gente siempre se queja porque está pidiendo algo de los demás. Alcanza lo mismo a niños como ancianos, la codicia es uno de los pecados favoritos del diablo, todas las esferas sociales se ven contaminadas con la codicia.

La vacuna: el contentamiento, pero no solo es estar contento con lo que se tiene sea poco o mucho si no aprender a estar contento con lo que no se tiene. Los pájaros no piden, las flores tampoco, se sujetan a la voluntad del creador.

Un consejo: cuando le pidas algo al padre, asegúrate de que nadie más lo sepa.

Pastor  Roberto Sánchez

 

Juan 10:15-16

"Así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas. 16 También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor".

Juan 8:31-32

"Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres".

Galería de Imagenes

Diferentes Acti...
Image Detail Image Download
Diferentes Acti...
Image Detail Image Download
Proyecto Lidia...
Image Detail Image Download